Descubre la gastronomía alemana en Barcelona

Barcelona recibe cada año más de 16 millones de turistas. Del extranjero, Alemania es el cuarto mercado internacional de turistas (6% del total), solo por detrás de Francia, Reino Unido y EEUU. Los alemanes vienen la ciudad condal atraídos por el buen tiempo, el entorno, el estilo de vida cosmopolitay en muchas ocasiones por las oportunidades de negocio.

Pero, ¿y la comida? En general, los alemanes encuentran en nuestra gastronomía una variedad de platos más ligeros y refrescantes. El pescado y la fruta por ejemplo, son productos que escasean en su comida. Y es que si algo diferencia a la  gastronomía alemana son sus platos son contundentes, calóricos y de sabores fuertes.

La comida que reina por excelencia en Alemania es la salchicha, con más de 1.500 tipos distintos. El bockwurst es una de las más típicas, una salchicha gruesa, hecha de carne finamente picada, sal, pimentón, y pimienta blanca. También es muy popular el Brühwurst (o literalmente salchicha escaldada en alemán. Este tipo de salchicha se elaborada mediante cocción en agua escaldada o en horno. En esta categoría se puede incluir a las Wiener Würstchen, las Frankfurter Würstchen, Weißwurst, o Bierwurst.

Pero no todo son salchichas. ¿Sabías que sólo en Alemania existen 300 variedades de pan? Uno de los más conocidos y populares es el brezel, un tipo de pan horneado que tiene forma circular entrelazada (lazo). Hay dos tipos: los dulces y salados, y estos últimos pueden ser de distintos sabores, por ejemplo: ajo, orégano, etc. O el brötchen, un tipo de panecillo salado que puede venderse relleno de carne o salchicha y su superficie está cubierta por distintas semillas que forman una delgada capa crujiente. Es típico servirlos en el desayuno.

En cuanto a las verduras, la gastronomía alemana está repleta de ensaladas pero acompañadas de abundante salsa. Sin duda la verdura más popular es el chucrut, una especialidad alemana preparada con hojas de repollo fermentadas en agua con sal servida como acompañamiento.

En platos principales, el codillo es el rey. Se trata de cerdo cocido varias horas caracterizado por un sabor fuerte y graso. Suele acompañarse con papas cocidas, albóndigas y el mencionado chucrut. También los knödel son una especialidad muy demandada. Se trata de bolitas elaboradas de distintos ingredientes, cocidas en agua con sal. Dependiendo de la preparación puede variar su nombre y existen muchos tipos, algunas son hechas de papa, otras de carne, otras de fruta u otros alimentos. Se sirve como plato principal, acompañamiento o hasta en sopas y si son dulces se sirve también como postre.

Pero, ¿es necesario viajar a Alemania para probar estas especialidades? No. Afortunadamente en los últimos años la gastronomía alemana está cobrando fuerza y está expandiéndose a nivel mundial. Solo en Barcelona existen al menos 10 restaurantes alemanes especializados en comida y bebida germana con precios que van desde los 10 a los 30 euros por cubierto. Don Bratwurst, Biergarten, Alt Heidelberg o Devil’s Kitchen son algunos de los más recomendados.

También en Madrid encontramos locales que ofrecen auténtica comida alemana en pleno centro de la capital. Fassgrill es un restaurante en Chamartín fundado en 1975 que además cuenta con tienda física y online donde adquirir auténticos productos alemanes. O en Málaga, ciudad muy frecuentada por los turistas alemanes en época estival que también cuenta con restaurantes en localidades tan populares como Marbella o Fuengirola.

Así que recuerda, ahora puedes viajar a Alemania sin salir de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>